El Hospital Alto Guadalquivir ha incorporado unas medidas anti Covid en las aulas destinadas para los niños ingresados. Entre ellas se encuentran la de desinfectar continuamente todo el mobiliario que haya sido utilizado, dejar acceder únicamente a menores en grupos de 2 junto a un adulto y la utilización de material de usar y tirar. Si por prescripción médica el ingresado no puede moverse de la cama, las clases serán impartidas en la habitación. También disponen de tablets por si se tiene que proceder al aislamiento del paciente para que así pueda continuar con su enseñanza. En el caso de que el niño se encuentre en casa y no pueda asistir a las aulas, este contará con Atención Domiciliaria. 

Estas medidas proporcionan una mayor tranquilidad tanto a los pequeños como a sus familiares para que continúen realizando sus actividades de una forma segura. Según la profesora del hospital, Mariana Fernández, este es un hecho muy positivo ya que gracias a las tareas se consiguen paliar los efectos negativos que en algunas ocasiones generan la enfermedad y hospitalización en el desarrollo y aprendizaje del niño. Mariana ha continuado explicando que también trabajarán en la gestión de sus emociones, ya que en algunos casos se han visto alteradas a causa del confinamiento. 

Las clases en el hospital comenzaron el día 10 de septiembre, a la par que en las aulas de la localidad. En este caso, la profesora del hospital se encarga de ponerse en contacto con los centros educativos en los que se encontraban los niños para conocer cuales son los contenidos que deben aprender y que así continúen al mismo nivel que sus compañeros de clase. 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.