El objetivo de esta actuación es potenciar la seguridad vial
al mejorar la visibilidad y evitar salidas de la calzada

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la de
la Junta de Andalucía ha realizado trabajos de mejora de la señalización en las
carreteras A-316R2 y antigua N-321, en Martos, y A-311 en Andújar. La
iniciativa forma parte de las labores de conservación contempladas en el Plan
Choque de la Consejería para impulsar una inversión de 30 millones de euros
en la red viaria autonómica andaluza antes de final de año, en el marco de
Andalucía en Marcha.

En la A-311 se han acometido trabajos de instalación de captafaros
horizontales, entre los puntos kilométricos 13+000 y 33+500. Esta carretera
presenta un trazado con curvas de radio medio entre las localidades de Jaén y
Andújar y se encuentra a media ladera en varios tramos. El tramo de actuación
se sitúa entre Fuerte del Rey y el enlace de la A-311 con la A-305 en el punto
kilométrico 33+500. Esta carretera tiene un elevado tráfico, con una Intensidad Media Diaria de 3.857 vehículos (dato 2018) y un porcentaje de pesados del
2,98 %.

La principal finalidad de los captafaros horizontales (ojos de gato) como
dispositivo de guía es resaltar luminosamente los límites de la calzada y
hacerla más segura, especialmente en horas nocturnas o de poca visibilidad.
Entre los puntos kilométricos 13+000 al 33+500 de la carretera A-311 de
Fuerte del Rey, La Higuera y Andújar, el balizamiento existente (a pesar de ser
renovado periódicamente) había sufrido desgaste y pérdida de propiedades de
retrorreflexión como consecuencia del elevado tráfico y los factores
climatológicos.

Esta situación derivaba en una degradación notable de la
seguridad vial, motivada por el riesgo de salidas de vía.
En tal situación, se ha decidido realizar una mejora del balizamiento mediante
la instalación de captafaros horizontales, de manera que se resalten más los
límites de la calzada.

Esta actuación completa la reciente mejora en siete kilómetros realizada en el
mes de junio, a través del contrato provincial de mantenimiento de firmes
(inversión de 415.000 €) y el pintado horizontal de todo el tramo (puntos
kilométricos 13+550 al 30+220), mejorando la seguridad vial.

El delegado territorial Jesús Estrella destaca “el trabajo de conservación que
se lleva a cabo en las carreteras jienenses, que ha vivido un impulso este año
2020 con una mayor dotación económica para los contratos”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.